Académicas de la UJAT aportan al desarrollo de las ciencias jurídicas

Como miembros de la AMC, Gisela María Pérez Fuentes y Karla Cantoral Domínguez fortalecen líneas de investigación de los cuerpos académicos

El trabajo conjunto que en materia de ciencias jurídicas desarrollan las profesoras investigadoras de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) e integrantes de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), Gisela María Pérez Fuentes y Karla Cantoral Domínguez, ha permitido la publicación de obras que son referentes nacionales e internacionales en los temas de maternidad subrogada y daño moral y derechos de la personalidad del menor.

Al respecto, las investigadoras de la División Académica de Ciencias Sociales y Humanidades (DACSyH), coincidieron en destacar que es un honor ser parte del cuerpo docente del Alma Máter tabasqueña y al mismo tiempo pertenecer a la AMC, pues sin duda eso les ha permitido fortalecer diversas líneas de investigación y trabajar en la consolidación de la sección Sur-Sureste de esta academia, a la que actualmente pertenecen cuatro investigadores de la UJAT.

Sobre el tema de “La maternidad subrogada”, Gisela María Pérez Fuentes, Nivel III en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), comentó que este trabajo se desarrolla en un contexto socio-jurídico, debido a que en tiempos recientes en Tabasco existía una legislación que permitía esta práctica sin estar completamente regulada, lo que dio pauta a diversas controversias.

En ese contexto, dijo, junto a Karla Cantoral Domínguez, Nivel I del SNI, y Margarita del Carmen Rodríguez Collado, investigadora y estudiante del Doctorado en Estudios Jurídicos (PNPC) que se imparte en la UJAT, “vimos la necesidad de abordar el tema en el marco del Cuerpo Académico de Derecho Civil, que concluyó con la publicación de un libro, el cual contiene las investigaciones de campo realizadas, no es meramente doctrinario, involucramos a nuestros estudiantes y descubrimos la falta de protección de las personas dedicadas a este acto”.

“Consideramos que hay una violación total de los Derechos Humanos en el marco de esta práctica y en la parte final del libro aparece una propuesta jurídica que puede solucionar esta problemática y que trasciende los límites del estado de Tabasco”, precisó.
La propuesta consiste en resolver esta problemática a través de una Ley especial, no de un contrato o acuerdo entre particulares, porque esto traspasa y viola el orden público, es decir que la maternidad subrogada debe estar amparada en un acto jurídico normativo en el que los Comités Hospitalarios de Bioética ejerzan las funciones para las cuales fueron creados, es un hecho jurídico complejo que debe estar protegido para evitar el tráfico de personas.

Daño moral y derechos de los menores

Otro campo abordado por las Doctoras en Ciencias Jurídicas, Gisela María Pérez y Karla Cantoral, es el “Daño moral y derechos de la personalidad del menor”, obra editorial que pone los ojos de la sociedad hacia el derecho de niños y niñas, y su vulnerabilidad ante la libertad de expresión, al tiempo de plantear una solución a estos tipos de afectación de una forma dinámica y efectiva a través de distintos mecanismos en los que se incluye el repensar del daño moral en el derecho mexicano.

“Buscamos establecer una propuesta de solución que permita proponer políticas públicas, que sirvan de base a propuestas legislativas y que esta vinculación de la Universidad con el Estado permita abordar con mejores herramientas la realidad a la que se enfrentan los menores, desde luego partiendo de una análisis comparativo de las buenas prácticas a nivel internacional para proteger la imagen pública y los datos personales”, concluyeron.