Recuerdan en la UJAT legado poético de Teodosio García

Autoridades universitarias dictaron la conferencia magistral “Porque han de saber que fue poeta”

Para homenajear a una de las figuras más disruptivas de la literatura tabasqueña y difundir su legado entre las nuevas generaciones, se llevó a cabo en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) la conferencia magistral “Porque han de saber que fue poeta”, con la que se recordó la figura del escritor cunduacanense Teodosio García Ruíz (1964 – 2012).

Los encargados de hablar sobre la vida y obra de Teodosio García fueron el profesor investigador Ricardo Arenas Martínez y el director de Difusión Cultural, Miguel Ángel Ruíz Magdónel, quienes bajo la moderación del jefe del Departamento Editorial UJAT, Luis Acopa, compartieron sus puntos de vista sobre el imaginario creativo del autor de Nostalgia de Sotavento.

“Después de Pellicer, Gorostiza y José Carlos Becerra, considerados los poetas más influyentes de Tabasco por su resonancia nacional e internacional, Teodosio nos ofrece una poesía en la que se nota una ruptura en la forma de escribir y concebir la cotidianidad, algo muy diferente a lo que se venía realizando. Tenía también una capacidad verbal fantástica, era un gran conversador”, refirió Ruíz Magdónel en presencia de la secretaria de Servicios Académicos, Dora María Frías Márquez, y la directora del Sistema Bibliotecario, Guadalupe Azuara Forcelledo.

Mencionó que Teo, como solían decirle sus amigos, aportó a la literatura tabasqueña un nuevo lenguaje, uno más cercano al decir y hacer de la gente; un lenguaje que ya lo habían explorado los Beats en Estados Unidos o la Contracultura en México: “Teo lo asimiló y tenía el valor de leer sus poemas ante la presencia de las figuras totémicas de la poesía tabasqueña, como decía Fernando Nieto Cadena”, explicó Ruíz Magdónel al tiempo de invitar a los jóvenes a descubrir su obra.

A su vez, el escritor y profesor investigador de la División Académica de Educación y Artes (DAEA), Ricardo Arenas Martínez, señaló que en la poesía de García Ruíz se puede apreciar un cuestionamiento de la sociedad de Tabasco, tanto así que en sus primeras obras de juventud es posible descubrir una poesía sedienta de cotidianidad, que encuentra su cauce en el existir urbano, articulando posteriormente alegorías que se debaten entre lo lúdico, la desolación y la vitalidad del ser.

“Su poesía está fuertemente marcada por el mundo habitual de la ciudad de Villahermosa;  muestra un vacío del ser humano y brota de ella una necesidad, en ocasiones obsesiva, por vivir la vida con excesos, pues eso implica poetizar”, concluyó durante el evento celebrado el pasado 12 de noviembre en el lobby del Centro Internacional de Vinculación y Enseñanza (CIVE).